Única revista on-line que lleva Chubut al mundo

 

 

         
   

SEXUALIDAD, DIVERSIDAD Y AUTORRETRATOS:

El fotógrafo holandés que inspiró a tantos.

Estudió diseño y pintura en Ámsterdam y tras la Segunda Guerra Mundial entró a trabajar en un laboratorio fotográfico de la ciudad, pero en 1950 se traslada a París como corresponsal de un periódico holandés. Participó en la exposición realizada en 1954 por los miembros de la fotografía subjetiva y en la muestra The Family of Mande 1956. Su reportaje sobre el ambiente parisino influido por el climaexistencialista que existía lo recoge en su libro Een liefdesgeschiedenis in Saint Germain des Prés (Una historia de amor en Saint Germain des Prés) publicado ese mismo año, en el que se publicó también la versión inglesa con el título de Love on the left bank (El amor en la orilla izquierda).

   
     

Ed van der Elsken (1925 - 1990) fue un romántico y un documentarista, obsesionado toda su vida con la juventud, la protesta, la sexualidad y las subculturas en las calles de Europa.

Sus imágenes espontáneas, sinceras y casuales se sienten especialmente necesarias hoy, en un mundo donde la documentación diaria viene siempre filtrada. Así como, para muchos, el smartphone se ha convertido en una extensión de nuestros cuerpos, Van der Elsken comentaba en una ocasión que "le hubiera gustado trasplantar una cámara en su cabeza para grabar permanentemente el mundo a su alrededor". Podríamos decir que Van der Elsken presagió nuestra cultura de la imagen.

Nacido en Amsterdam en 1925, Van der Elsken se formó como proyeccionista antes de dedicarse a la fotografía, el desgarro de un desamor lo envió a París. Fue en la capital francesa donde empezó a trabajar en Magnum Photos en 1950.

Habiendo abierto sólo un año antes, Magnum fue la primera agencia en la que sus fotógrafos pudieron conservar la propiedad de sus imágenes.

Van der Elsken trabajó en los cuartos oscuros de Henri Cartier-Bresson y Robert Capa antes de conocer a su primera esposa, la fotógrafa húngara Ata Kandó y trasladarse a la orilla izquierda donde comenzó a capturar a los bohemios en las calles de París.

En su obra prima menos la preocupación por la técnica tradicional y la composición, y más la evocación de la atmósfera que rodea a las personas y el lugar.

Su imaginería ofrece perspectivas cotidianas e íntimas y autobiográficas en el espíritu de la época europea que abarca el período de la Segunda Guerra Mundial con los años setenta-en los reinos del amor, el sexo, el arte, el jazz, y la cultura alternativa.

 

   

¿Querés comentar esta nota? Aquí

12/09/2017

comparte
Powered by miarroba.es 

    ir a portada 

 

 

 

 

 

 


Estadísticas web