Única revista on-line que lleva Chubut al mundo

 
 
  Don Elved Vicent Evans y a Doña Clara María Torres
Una historia de amor de 60 años

Esta es la historia de los 60 años de amor de dos personas, donde los sinsabores, las batallas, las luchas no ls fueron ajenas, las risas, alegrías y logros tampoco, así, como la vida misma, porque son personas de carne y hueso esas que las novelas rosas cuentan solo en parte.

En este caso la historia es tan real y tangible como las personas que la protagonizaron en su momento, viviéndola y disfrutándola como en aquel 15 de mayo. Una historia cada vez menos frecuente que tiene como protagonistas principales a Don Elved Vicent Evans y a Doña Clara María Torres. 

Ya sus nombres indican la ascendencia galesa de él; y española de ella.

Elved o Don Vicente vio el mundo por primera vez en Trevelin, en casa de su tío Brejan Evans, un 6 de septiembre del 28 siendo el octavo hijo de once hermanos todos ellos hijos de Ioan y Margaret.

Su niñez transcurrió en BOD EGLUR -hoy Los Cipreses-, campo de hacienda y crudos inviernos, caminos intransitables, clima que forjó su carácter otorgándole sabiduría, templanza, aplomo, paciencia.

La música y el canto no le son ajenos ni indiferentes, por el contrario ponen de manifiesto su natural picardía y simpatía.

Su vida, como hasta entonces la conocía, sufre un cambio drástico al deber cumplir con el servicio militar en Bariloche. Allí conoce y entabla amistad con Pedro Torres, y es donde los caminos, que parecían bifurcados, se entrecruzan para siempre.

No sabemos si de esas charlas entre colimbas alejados de su terruño surge que compartan confidencias, sueños, ideales, lo cierto es que seguramente hablaron de Clara, hermana de Pedro, oriundos de Corcovado.

Clara, nacida un 28 de abril de 1930, la quinta de seis hermanos, hija de españolesDescripción: https://ci6.googleusercontent.com/proxy/RnNZfQn2o2xpggJQqefCOervMbPIci5mujDPJnvl43kv6Rtxjyh5gHN_JKVzeU-aaGz3pePFgxfoAAtZJZNx8mveVTc-11j98EfuAJVcumUenA=s0-d-e1-ft#https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif salerosos quienes mimaron sin límite a esta niña inquieta y coqueta, de fuerte carácter, como sus propios genes.

Dos historias destinadas a entrelazarse como la de esos nudos celtas que no terminan sino que convergen en el infinito.

Así es como cuenta la leyenda: En un baile, Don Vicente queda flechado desde la primera vez que ve a la bella Clara en el Salón Central de Trevelin. Tanto es así que ahí mismo le pide noviazgo; a lo que Clara responde: "Tendré que pensarlo". Esa respuesta tan lejana de un no rotundo alienta las esperanzas de él y, pensamos, que de ella también.

Un año de ausencias y silencios no merman aquello que ya cobijaban sus corazones, sino que se veía acrecentado por deseos y sueños.

Fue la música, otra vez, la que los reencontró, al son de un fox trot -"Contando las estrellas"- tanto como la inmensidad del cielo patagónico que los miraba. Todo se dio en el Salón Central de Trevelin, bajo la atenta mirada del chaperón de turno -esta vez Manolo, hermano de Clara-. La musica que los envolvió y las miradas que los estreharon lograron que Clara consintiese en noviar. 

El amor, que golpeaba a sus puertas, no les permitía ser pacientes y se comprometen apenas un mes después de aquel fundante encuentro. Esto le daría el tiempo justo a Clara para que entre hilos blancos y beiges, confeccionara, ella misma, su trajecito del Civil como así también, la de lucir su creación en tul y guipur blancos.

Exactamente un 15 de mayo del 58 en Esquel, se casan. Ocasión en la que fueron testigos Onorindo Díaz -cuñado de Clara- y Glyn Owen -amigo de Don Vicente-.

Nuevamente el Salón Central de Trevelin reúne amigos y familiares en un asado. Algún colado también. Para ello Vicente carneó una res, a la que agregaron empanadas. Eso sí: que nadie olvidara su plato y cubiertos.

Toda la organización estuvo bajo la batuta experta de las hermanas de Don Vicente y la de Margaret eximia repostera familiar quien horneo en una vieja lata de manteca salada, que aún conserva la familia, la torta de bodas, la cual fue decorada por Victoria Azparren cuyas creaciones eran ya famosas.

Todos recuerdan una fiesta lindísima, ambientada por la calidez y el amor de quienes allí se encontraban, donde el trabajo en equipo de familiares y de amigos aún perdura en el recuerdo.

Las luces de colores que hoy tanto se utilizan en los eventos estaban presentes en los vestidos de las invitadas, el humo provenía del asador y, los efectos especiales eran el especial amor de los novios que aún perdura...

Y así, entre tules llega el tan esperado vals que antecede al fin de la fiesta, dado que por ese entonces quedaba mal quedarse hasta más allá de las doce de la noche.

El chofer que conduciría a los recién casados una vez finalizado el vals seria Glyn, pero tan feo estaba el camino, dada la  lluvia y la nieve que ya caía en Bod Eglur que debieron recurrir a Vivian -cuñado de Don Vicente- y a Nantlais -su hermano- quienes disponían de un jeep doble tracción de Parques Nacionales.

Y así salieron sin que nadie lo supiera hacia la aventura de vivir su matrimonio…

Allí comienzan su vida de a dos con las cuatro estaciones como testigos del cambiante paisaje, plantaron un nogal, y rosales, aromas a fardos húmedos, crujientes pastos nevados, tenues vientos primaverales, flores silvestres mirándolos presagiando los veranos calurosos, pero siempre presente el ritmo acompasado de las aguas del Nant Fach o del Baguilt trayendo vida, la misma que en sucesión anuncia la llegada de sus hijos Juan Mervyn, Jenney Louven y Arnold Vicente.

Más tarde, los nietos: Cindy Vanesa, John Brian, Paola Natividad y Thomas Dalar.

Torta galesa (receta única), mermeladas, aroma a té y café después de las comidas con el crepitar de leños en el hogar con el hipnótico fuego en el invierno. Calidez de hogar, de presencias y de ausencias físicas aunque siempre presentes en el recuerdo.

Vivieron en Bod Eglur (Los Cipreses), Trevelin, Dulce Querencia

(Los Cipreses), Esquel y Nant Fach donde reside esta hermosa y querible familia bajo el resguardo del "trono de las nubes" o "gorsedd y cwmwl".

¡¡¡¡ FELIZ ANIVERSARIO !!!

 

 
 

comparte
Powered by miarroba.es 

    ir a portada