23/11/2015
  EDITORIAL - 23/11/15

Abrir bien los ojos y filtrar lo que digan los mafiosos

Roberto Dolard

 

Suponemos que ya habrán asumido su propia culpa del no-apoyo a Scioli de toda la cúpula gubernamental y adyacencias. No se sabe si el resultado hubiera sido distinto, pero no es posible aceptar tan tranquilamente que más del 50% de los ciudadanos hayan creído que la revolución de la alegría sería lo que este hijo de corporaciones y matufias tendrá para la Argentina de los próximos años. No podemos aceptar que el pueblo sea tan distraído...

Ahora, con los resultados abofeteando la cara, el tema pasa por descreer de los tonos cálidos, las sonrisas fáciles y los planes tan armoniosos que ese hato de fieras hambrientas le presenta a toda la ciudadanía, con guión y libreto del verdadero organizador de los artistas que es Durán Barba. Y con la inestimable cobertura del mafioso de Héctor Magnetto y su grupo de decidores impávidos (y bien pagados, como aquella de la tonadilla…)

El discurso de todos ellos, los crápulas de la reinstauración del conservadurismo más extremo, es de una suave tonalidad beige que, casi pega con todos los colores. Frases tan huecas como ahora tenemos que estar todos juntos o los capaces, sin importar de dónde vengan, tendrán cabida en el gobierno e imbecilidades tales que ya hemos escuchado de boca de casi todos de los que tenemos memoria, son las untuosidades con las que pretenden convencer hasta el 10 de diciembre próximo. Después, agarrate Catalina que vamos a galopar.

Esto no es un vengan y andemos juntitos sino que se trata de dos opciones de vida absoluta y diametralmente opuestas la una de la otra.

La que trae el delincuente procesado Macri, Mauricio es la del FMI, de los buitres, del mezclador de la deuda privada con la pública –nos referimos a Cavallo, Melconian, Machinea- y que pagamos todos (entre otras, las deudas de las empresas de Macri); la reducción por ajuste y la indefensión por achicamiento del Estado; la devaluación del peso, la sangría brutal a los salarios; la reducción de posibilidades de paritarias (según Espert, es algo de fascistas y lo que debe hacerse es entre el trabajador y el empresario), y de otros mal crecidos que desde el fondo de la historia reciente han trabajado y trabajan para afuera antes que respetar el adentro. La consecuencia de todo ello será la mengua del mercado interno que sostuvo la recuperación industrial y comercial y su ahogamiento ante la importación indiscriminada de productos que nacen de fábricas esclavistas en otros países del mundo…

Entonces, amiguitos del peronismo y del kirchnerismo, no nos vengan con que ahora somos todos buenos y santos. Escuchaba a no sé quién decir, desde el kirchnerismo, que deseaba que al delincuente procesado elegido presidente le fuera bien porque eso significaba… Ya sabemos, si le va bien nos irá bien. Pero no es así por lo que plantea desde el vamos y describimos en el párrafo anterior con híper-síntesis.

Es agua y aceite. Podrán emulsionarse durante un tiempo, corto lapso agrego, pero luego por decantación, volverán a ser agua y aceite. Es que no se puede conciliar con quienes, como el delincuente procesado elegido presidente y su banda, plantean para nuestra Argentina y lo que el resto pensamos y ejercimos durante 12 años y queremos más. Es IRRECONCILIABLE.

Como los bastos de La Nación (diario de un traidor como Mitre, rey del fraude en su época) que abogan porque se terminen los juicios por delitos de lesa humanidad a los sufrientes militares que lucharon contra la subversión. Ese discurso, que nunca se murió entre las páginas sábana de ese pasquín de hacendados y conservadores, vuelve a estar en vigencia. Y como ya hay un empresario procesado por complicidad con delitos de lesa humanidad (en Salta), apuran la protección de los verdaderos hacedores de ese infierno del 76 y los que siguieron en el menemato y la infame ALIANZA I (de la cual el PRO es ALIANZA II).

 No por nada pintarrajearon la Mansión Seré con lo de que se termina el curro de los derechos humanos; ni por nada una bosta como Aguinis se animó a decir que las madres y abuelas de plaza de mayo, en la persona de sus referentes, eran despreciables.

Por esto y todo lo que sabemos los que vivimos tiempos como los que vendrán, sugerimos que los compañeros se aten al palo mayor para no ser tentados por los cantos de sirena.

Caso contrario, quedaremos inermes ante los buitres que nos comerán el hígado y nos defecarán en la boca.

 

Roberto Dolard

 

 


 

 

BOYCOT A ISRAEL ESTADO GENOCIDA Y TERRORISTA, CRIMINAL DE GUERRA - VER EL LISTADO DE PRODUCTOS - Éste es un aporte de APC y nada tiene que ver con la nota inserta.R.O.
 


comparte
Powered by miarroba.es
 
Ir a portada

Editorial Maraustralis