La mirada sobre nuestra realidad y el Nuevo Orden Mundial

Las mentiras y relatos armados de la propaganda que sirvieron y sirven para demoler la mente de los ciudadanos distraídos a quienes, a la vez, se inyectó el mismo odio que lograron los del '55 y del '76

 

 

Si no nos reunimos y actuamos como un mayoritario bloque de ciudadanos, esta gente que representa lo más abyecto de nuestra Historia Argentina en tanto esclavistas, esquilmadores y entreguistas de nuestras potencialidades al mejor postor, entre Gran Bretaña o Estados Unidos de Norteamérica. Antes fueron representantes de la corona de España y también cómplices de los británicos en la balcanización de nuestra Suramérica., Pero esto es nada si no vemos venir al Nuevo Orden Mundial del que los actuales (des)gobernantes de nuestro país son fervientes representantes. Tanto ellos, empezando por Maurizio Macri, estafador reconocido mundialmente como tal, y cada uno de sus cómplices encaramados al Estado Nacional a través de una elección real pero de contenidos mendaces, así como de los ideadores y manejadores de la opinión pública a través del oligopolio mediáticos que conduce el mafioso Héctor Magnetto y cranea el extranjero (ecuatoriano) Jaime Durán Barba como el generador de slogan y el seleccionador de palabras-gatillo que pegan fuerte en la emoción de los receptores del mensaje.

Esto último nos lleva a constatar hasta qué punto y profundidad estuvo, nuestra política nacional, sometida y manejada por intereses foráneos y aún de entidades nefastas como la CIA o el Departamento de Estado de EUNA.

Mirando atrás

En 1955, la revolución ciertamente fusiladora utilizó el método más claro de la acción pública cual fue elegir el enemigo y sobre éste y sus adyacencias, descargar toda la artillería posible, desde lo mediático y, tristemente, también desde lo real con los fusilamientos oficiales y los asesinatos cometidos (León Suárez, ver Operación Masacre de Rodolfo Walsh).

En aquella época y antes de la matanza de Plaza de Mayo a manos de los aviones de la "Marina de Guerra" como se denominaba a la Armada Argentina por entonces, circulaban en círculos proclives que trascendían al ciudadano de a pie, los rumores. Cuentos cortos, anécdotas, relato corto de hechos falsos que, en todos los casos, tenían por actores y protagonistas a funcionarios y familiares del Gobierno Constitucional de Juan Perón. Así quedó como un mito el que refería que en el Banco Central existía un subsuelo inmenso repleto de lingotes de oro, a tal punto que se habían estibado de modo que quedaran calles entre las montañas de oro. Por supuesto que el oro no existía pero sirvió para echarle la culpa a Perón que, resultaba como el que se robó el oro de los Argentinos. Luego, todo tipo de falsedades que alcanzaban a Perón y la UES, las menores, a Evita, sus falsos amantes y una larga cola de inmundicias que surgían, según lo que coincidían en señalar algunos cercanos a la citada revolución, del SIN, siglas del Servicio de Inteligencia Naval.

Lo que utilizaron los fusiladores del 55 en tanto propaganda fue el método que hoy vemos: Perón y los peronistas se robaron todo. De acuerdo a ello, todos eran corruptos y por traslación interpretativa por un silogismo común, si Perón era corrupto y los peronistas se llevaron todo, entonces el peronismo es corrupto por definición. Pasamos rápidamente al populismo porque el peronismo es popular y los bien pensantes de las clases dominantes -las infames 200 familias y los advenedizos con mucho dinero en representación de las corporaciones y otras lindezas- no conciben que se laven las patas en las ahora inexistentes fuentes de la Plaza de Mayo o que puedan veranear como los very few en Mar del Plata y otras localidades de la extensa costa argentina. El mote de cabecitas negras que ya existía en el '45, se hace sinónimo de peronistas y los motes ominosos y agraviantes con los que se menciona a los que fueran funcionarios del gobierno constitucional de Perón, se hacen lugar común en las conversaciones al paso en las colas de negocios y oficinas.

Siempre, por entonces, se usaron palabras-gatillo. ¿Qué son? Aquellas palabras que al ser escuchadas o leídas, disparan al observador a una emoción negativa por el recuerdo de situaciones que fueran calificadas del mismo modo o que él mismo sufriera. Así, desabastecimiento es gatillo de situaciones de desesperación por alimentos de primera necesidad, ya vividos o recordados vivencias ajenas. Corrupción es el lugar común que se asocia con populismo y de este modo, el receptor del mensaje hace su propio silogismo: si corrupción entonces populismo, conclusión, el populismo es corrupto por definición. Tantas palabras que, en la actualidad, los craneadores de la acción psicológica y sometedora incluyen en los discursos, propagandas, promociones, folletos, en las redes de la Internet y en los discursos personales de unos y de otros. Si se analizan los discursos de, por ejemplo, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, con el discurso del propio presidente y con el de algunos legisladores invitados permanentes de los canales de televisión del oligopolio, se constatará que en todos ellos se repiten determinadas palabras-gatillo como las hemos señalado.

Si tiene un poco de tiempo, el lector puede acceder a otro antecedente válido de lo que actualmente, en 2017, vivimos en la Argentina. Con cliquear en el link y ver y escuchar en su computadora lo que la dictadura eclesiástica, empresarial y militar de 1976 decía y proponía como propaganda, se asombrará por varias cuestiones. La primera, la similitud del discurso de José Alfredo Martínez de Hoz con los actuales economistas de la Alianza-Pro (a) Cambiemos.

Elijamos un enemigo, no importa si lo era, y carguemos todo en él.

La otra constante es la que ya vimos: toda la responsabilidad de todo lo que sucede de malo en la actualidad la tiene el gobierno que pasó. Entonces, todos los funcionarios, legisladores o caradepiedra que están en canales de televisión, opinan lo mismo. "¿Qué van a decir ustedes (a la oposición) si en su gobierno se robaron todo?", dicho lo cual el conductor impide la réplica o con un corte o alguna otra argucia. Corrupción, fiesta irracional, gastos innecesarios, política errática, todo mal lo anterior. Hablamos tanto de aquella revolución con las culpas de Perón, la dictadura con Martínez de Hoz justificando ajustes y reducciones así como tarifas y evasiones; y el actual de la Alianza-Pro (a) Cambiemos, cuando al tiempo de haber endeudado a todos nosotros y nuestros descendientes por más de 150.000.000.000 de dólares (ciento cincuenta mil millones de dólares) -hasta ahora- y un crédito a ¡100 años!, lanzan brulotes y buscan llenar tapas y minutos de televisión con alguna noticia generada que provoque al público receptor en el mismo sentido: los de antes fueron todos corruptos. Detenciones sin que haya sentencia firme y desoyendo la ley que establece que todos somos inocentes ante la Justicia...

Siendo que en el actual (des)gobierno de la alianza, la mayoría de los funcionarios de primera línea -Caputo, Aranguren, Lopetequi... etc.- están denunciados (con pruebas) de haber realizado actos de corrupción graves. Ni la prensa ni la Justicia se enteran...

Con palmaditas en el lomo

Lo más grave aún es que por el camino que recorremos con estos apátridas saqueadores, hacemos los deberes que nos manda el CFR (Council of Foreing Relations) responsable, éste, de la organización del Nuevo Orden Mundial desde 1945 a la fecha y más. Sobre el Nuevo Orden Mundial puede, el lector, averiguar lo mucho que hay publicado en Internet, aunque recomendamos con énfasis la lectura de Adrián Salbuchi, un investigador de larga data sobre el tema.

Grupos que representan corporaciones mundiales están, obviamente, interesados en la articulación y ejecución de las condiciones para que el Nuevo Orden Mundial se instale en nuestro planeta.

Entendamos que para que ello sea posible se deben, primero, romper los cimientos de lo que denominamos Estado-Nación. Esta conceptualización de la organización social y política tiene por base al bienestar general, apoyado en la soberanía de cada Estado así como en la organización interna en tanto justicia social (y no hablamos ni aludimos al peronismo sino a lo que se hace en el mundo). Al romper con dicho estadio, se termina también con los conceptos que contiene. Entre ellos, el principal es la soberanía territorial y la economía, en virtud de la modificación de las normas internas para la organización social.

Sobre lo anterior, el recientemente fallecido David Rockefeller declaró que se necesitaba en el mundo una hecatombre financiera para que, al fin, los trabajadores aceptaran trabajar por lo que se les diera y no más. No es un invento nuestro, pido a los lectores que busquen estas y otras declaraciones de uno de los integrantes de Los Bildenberger y del Nuevo Orden Mundial.

Si se mueren, mejor... son muchos.

Otro de los conceptos que mueve a los impulsores del NOM es el Malthusismo. Malthus estableció, en el 1700, que el peligro mundial era la inminente escacez de alimentos por la cantidad de habitantes del mundo. Planteaba, en sus recomendaciones, la discriminación entre unos y otros, siendo los unos los que tenían dinero y los otros, los que no tenían casi nada. Para estos últimos plantaba viviendas sociales de dimensiones de casa de muñeca, para alojar en casa habitáculo una o dos familias. El hacinamiento, decía Malthus, generará contagios y enfermedades lo que, naturalmente, operará en la cuestión demográfica, o sea, que se mueran muchos de los pobres. Para que no tuvieran fortaleza para resistir las enfermedades, Malthus proponía que a los pobres se les diera de comer mucho pan. De tal modo, decía, no ingresarían proteínas ni calorías suficientes y devendría debilidad, situación proclive al contagio de enfermedades y éstas terminarían siendo mortales por el estado deplorable de los cuerpos que atacaba.

Si el lector cree que exagero, por favor busque en Internet Thomas Malthus y su Ensayo sobre el principio de la población y verá que lo que él planteaba entonces, hoy día es lo que, adecuado, plantea el gobierno de Maurizio Macri Blanco Villegas.

Colofón

No es realmente una conclusión sino cortar la extensión de esta nota. El tema que, espero, haya quedado claro es que este gobierno saqueador de Alianza-Pro (a) Cambiemos es un actor principal para la instalación del Nuevo Orden Mundial en nuestra Suramérica, empezando por hincar a la Argentina y la fuerza política que siempre trabajó para apuntalarla y hacerla crecer y que no es otra que el peronismo y las fuerzas populares.

Si el odio inyectado todavía late en su duramadre, despéjese, respire hondo y mire a su alrededor y luego acepte que hay otra mirada, que su verdad no es más que eso, su verdad y que hay otra verdad en otro lugar... Para reafirmar la suya o rebatir la ajena, lea, infórmese. Confío en que no sea tan necio y logre entender que así como estamos nos vamos a la mierda.

Una cosa más. ¿Quien gobernaría en el Nuevo Orden Mundial? Las ocho corporaciones mundiales que manejan todo en el mundo actual, desde el nacimiento a la muerte, pasando por alimentación, salud, diversión... Si usted pretende que este gobierno de Macri, Maurizio es nacional y defensor de su derecho a vivir en un país libre y soberano, lamentablemente está muy equivocado.

Roberto Otero

 

BOICOT A ISRAEL ESTADO GENOCIDA Y TERRORISTA, CRIMINAL DE GUERRA - VER EL LISTADO DE PRODUCTOS - EN EL CÓDIGO DE BARRAS EL QUE SE INICIA CON 729 CORRESPONDE A PRODUCTOS DE ORIGEN ISRAELITA Y/O RELACIONADOS.
Éste es un aporte de APC y nada tiene que ver con la nota inserta.R.O.

¿Querés comentar esta nota? Aquí

09/05/2018

comparte
Powered by miarroba.es 

    ir a portada 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Estadísticas web